Rescate de valor


CONVOCATORIA PARA EL PUESTO DE COORDINADOR/A DE EVALUACIÓN DE IMPACTO

SmartFish Rescate de Valor, AC busca una persona motivada y comprometida con la pesca responsable para encabezar el Área de Evaluación de Impacto. El objetivo del puesto es diseñar e implementar un sistema de monitoreo y evaluación para medir el impacto ambiental, social y empresarial de la intervención de Rescate de Valor en pesquerías artesanales. El puesto está basado en La Paz, Baja California Sur, México, y requiere disponibilidad para viajar el 40% del tiempo a comunidades pesqueras. La fecha límite para enviar candidaturas es el 31 de marzo. 

CONSULTA AQUÍ LA CONVOCATORIA

SmartFishRescate de Valor, AC está demostrando que la pesca artesanal ambiental y socialmente responsable es económicamente rentable. SmartFish asesora y capacita a pescadores ribereños organizados para que practiquen una pesca más responsable en términos sociales, ambientales y comerciales, para que agreguen más valor a sus productos y para que comercialicen sus productos en mercados que les retribuyan por su pesca responsable. SmartFish acuñó el término Rescate de Valor para describir este proceso. La metodología rescata la calidad de los pescados y mariscos de la pesca artesanal, rescata la historia de las cualidades ambientales y sociales de estos productos para diferenciarlas y convertirlas en valor comercial y desarrolla canales de comercialización preferenciales para la pesca artesanal responsable. SmartFish acompaña a cooperativas fuertes en todos los pasos del proceso de Rescate de Valor, capacitándolas en todos los aspectos relevantes para que las cooperativas se adueñen del proceso.

 

 

Por verse atrapados en un círculo vicioso de sobrepesca, los procesos de pesca artesanal tienden a dilapidar la alta calidad de pescados y mariscos silvestres. El uso de redes, los golpes que recibe el producto abordo y durante el almacenamiento y traslado, el hacinamiento y la falta de una cadena de frio, entre otros resultan en productos de baja calidad, alto riesgo sanitario, altas mermas y bajos precios. Al no poder diferenciar su producto, los pescadores artesanales compiten con pesquerías industriales y de acuacultura de gran escala que pueden ofrecer precios bajos, certificaciones sanitarias y garantizar entregas de grandes volúmenes. Por su falta de acceso a mercados, su pequeña escala, necesidades de capacidad y de capital, y dependencia en intermediarios sin compromiso social o ambiental, los pescadores artesanales se ven obligados a pescar más volumen y vender a precios bajos para sobrevivir. Esta competencia desigual aumenta la sobrepesca.